¡Hola Septiembre, Hola rutina!

 

El mes de Septiembre es sinónimo de vuelta al cole para los más pequeños, pero nosotros también volvemos a la rutina.

Hayas tenido vacaciones, te hayas ido de viaje o simplemente, te hayas quedado en la ciudad trabajando, nuestros hábitos cambian: aprovechamos más las horas del día (hasta 16 horas si vives en el norte), estamos más ociosos, dormimos menos, comemos más fuera de casa, etc.

Con el comienzo de septiembre se nos presenta un buen momento para fijar objetivos, cambiar cosas, planificar e, incluso, tenemos una segunda oportunidad para fijar nuevos propósitos.

Aprovecha que todavía guardas la energía del verano, de pasar muchas horas en la calle y aprovechar los días largos de sol para ir, poco a poco, introduciendo pequeños hábitos para sobrellevar mejor la rutina.

Hoy te traigo 8 pequeños hábitos que ir incorporando en tu día a día para sobrellevar el mes.

 

Pequeños grandes hábitos para sobrellevar la vuelta “al cole”.

 

1. HIDRÁTATE: por dentro y por fuera

 

rutina septiembre

El sol y el calor deshidratan nuestra piel y cuerpo, por dentro y por fuera.

Los aires acondicionados, las terrazas, el sol directo en la calle, las temperaturas tan altas que ha habido este año… Todo ello ayuda y fomenta la deshidratación de nuestra piel (y nuestro pelo).

Sobretodo las pieles mixtas y grasas, que mejoran mucho el aspecto de su piel durante el verano y, con la llegada del Otoño, comienzan otras veces los odiosos granitos, piel grasa, etc…pero de eso hablaremos más adelante en otro post 🙂

Nuestro cuerpo también sufre al cambiar los hábitos de comida y bebida, ya que solemos ceder a la tentación de beber más refrescos y cerveza.

Comienza por hidratar tu cuerpo teniendo siempre en la nevera una botella de vidrio con agua fría, si quieres con unas gotitas de limón, y llévala contigo al trabajo. Es una manera de beber los dos litros de agua recomendados al día mientras que ahorras dinero (y plástico).

En cuanto a la piel, invierte tiempo en limpiarla en profundidad según tu tipo de piel (te lo explico en profundidad aquí) e hidrata mañana y noche siguiendo una rutina de contorno de ojos, sérum y cremas ricas en ácido hialurónico y agua.

 

2. COME LIGERO

 

Vuelta a la rutina

Come ligero y sano

 

Tras el verano, que por mucho que nos cuidemos, siempre cae alguna cervecita alguna tapita…comer ligero nos va a ayudar a ser más productivos y sentirnos más ligeros.

Planifica las comidas incluyendo fruta y verdura y, siempre que puedas, come en casa.

La planificación de las comidas te va a ayudar a estar más tranquilo, no tirar comida, organizarte para ir al supermercado una vez a la semana y, si fuese necesario, solamente tener que ir a comprar algún fresco en el propio día, lo que va a ayudarte a ganar tiempo.

Cuánto más temprano puedas ir al supermercado, ya sea a primera hora de la mañana o de la tarde, encontrarás menos gente y mayor variedad de producto, sobretodo en la pescadería.

Entre la vuelta al trabajo y que estamos a punto de comenzar el otoño, Septiembre es un buen momento para comenzar a tomar vitaminas: te ayudarán a sobrellevar el cambio de ritmo, la bajada de energía y comenzar a preparar tus defensas.

 

3. MADRUGA

 

vuelta a la rutina

Madruga 🙂

 

Aunque al principio cueste mucho madrugar, sí o sí vamos a tener que incluirlo en nuestra rutina si trabajamos de mañana o bien, si trabajamos de tarde y necesitamos aprovechar la mañana (como es mi caso!).

Si madrugas, te sientes bien, el dia comienza mucho más productivo y a la noche, te sentirás cansado y con ganas de irte a la cama temprano. Es la manera de conseguir ser un búho y crear una rutina pronto.

 

4. ORGANÍZATE CON AGENDA

 

vuelta a la rutina

Planifica tu mes

 

Septiembre es el mes por excelencia para la organización.

Aprovecha las ofertas que están ofreciendo las marcas para hacerte con un cuaderno, una agenda y un calendario y comienza a organizarte el mes y, para los más pro, el año entero.

No te llenes de “to do list” ni de muchos objetivos. Lo más efectivo es fijarte tres objetivos anuales, e ir haciendo objetivos más pequeños mensuales y mini-objetivos semanales.

Si esto te interesa, puedo hacer un post hablando solamente de esto. Soy toda una friki de la planificación y organización. El año pasado opté por la opción de crear mi propia agenda, un bullet journal, lo cual recomiendo mucho.

Este año he optado por hacerme con una agenda de año escolar muy bonita de Charuca que compré en junio….que verano tan largo ha sido 😉

 

5. MUÉVETE: Camina

 

vuelta a la rutina

Camina escuchando un podcast de un tema que te interese

 

Hacer deporte aumenta los niveles de serotonina, la concentración, la autoestima a la vez que mejora tu forma física y te hace estar más sano.

Apuntarte a un gimnasio el uno de septiembre no es de las mejores ideas que puedas tener, ya que va a costarte mucho retomar la rutina de deporte (si es que tenías antes de irte de vacaciones…y si no, es un buen momento para comenzar)

Aprovecha que los días son todavía largos y que hace buen tiempo para ir a pasear media horita cada día por lo menos.

¿Cómo motivarte?

Cálzate las zapatillas, vístete con ropa cómoda. Lo bueno que tiene ir a caminar media hora es que no implica que tengas que vestirte como si fueses a escalar una montaña ni a correr una maratón jeje, y ponte en tus auriculares algo que te guste y motive.

 

Aprovecha este tiempo para escuchar música o algún podcast. Aplicaciones como ivoox tiene una gran selección de podcast para elegir, tanto por temática como por programas de radio, televisión…

Últimamente escucho mucho los podcast de las hermanas Zubi, son de 20-40 minutos y cada podcast hablan de un tema con un invitado: productividad, cómo montaron su empresa, gestión del tiempo, etc.

 

 

Y, muy importante, si sales a caminar a las horas de sol ¡¡no te olvides tu protección solar!!

 

6. TIEMPO PARA TI MISMO/A

 

No todo puede ser productividad, ahorro de tiempo, planificación…

Aprovecha para ponerte al día de tus series favoritas de Netflix, de leerte un buen libro e ir al cine.

Los miércoles es el día del espectador en muchos cines: una fantástica excusa para desconectar a mitad de semana, pagar menos por la entrada y encontrar la sala casi para ti sola!

vuelta a la rutina

Reserva tiempo para ti

Yo estoy enganchándome a una serie que me está gustando mucho, Suits, y estoy con los libros de la Elisabeth Benavent de “Martina con vistas al mar” y “Martina en tierra firme”: son dos partes y me tienen totalmente enganchada.

En mi mesilla reposa ya el libro de Cristina Mitre, “Mujeres que corren” 🙂

 

 

7. LIMPIA Y ORDENA

 

vuelta a la rutina

Ordena la casa

Sin orden no rindo, lo tengo muy claro.

Tanto si has estado de viaje como si has pasado el verano en casa, es buen momento para poner lavadoras, hacer limpiezas e incluso ¿por qué no? ¡Redecorar tu casa!

Sobretodo si trabajas desde casa, pero también si te desplazas a una oficina, tener tu espacio de oficina limpio y ordenado antes de empezar a trabajar te va a ayudar a concentrarte y motivarte que si llegas y todo es un caos de papeles.

Deja el caos para tu bandeja de entrada de e-mails 😉

 

8. ALÉGRATE DE LA LLEGADA DEL OTOÑO

 

vuelta a la rutina

Llega el otoño

Es posible que el pensar en la temporada de frio, de los días más cortos, las mañanas frías y las noches de mantita te entre un poco de bajón.

 

Como a todo, hay que verle la parte positiva.

El otoño es fantástico para hacer excursiones a la montaña a cargar pilas o hacer planes de interior, como celebrar cenas en casa con amigos.

Pero antes de que llegue, aprovecha y exprime al máximo las terrazas, y vete pensando en cómo vas a decorar la mesa para esas cenas que se avecinan 😉

 

Y tú, ¿qué pequeños cambios vas a incluir en tu día a día?